miércoles, 25 de noviembre de 2015

Sensaciones (Arbolito - Video Oficial)




  "Tuve la sensación del mundo entre las manos, 
la sensación de perderlo en un segundo, 
tuve la sensación de estar acorralado, 
la sensación de sacarme una mochila de piedras. 

Tuve la sensación marchando codo a codo, 
la sensación de andar por el costado, 
tuve la sensación de estar enamorado, 
la sensación de estar congelándome. 

Sensaciones para poder vivir, para poder vivir 
el camino, échale leña a fuego, 
échale leña que hay que seguir. 

Tuve las sensación, la del campeón del mundo, 
la sensación de no ganarle a nadie, 
tuve la sensación, la de la mejor flor, 
la sensación de estar envenenándome. 

Tuve la sensación de ser el más mimado, 
la sensación de ser insoportable, 
tuve la sensación, la muerte tan cerquita, 
respirar profundo, la vida en todos lados..."

      Una ola de sensaciones me invade, ya cerrando esta etapa , despidiendo el lugar donde tanto creci , donde forme gran parte de lo que es , hoy , mi persona. Donde el patio fue un lugar de encuentros y desencuentros, donde me encontré yo , junto con los otros, donde construí amistades, donde me despejaba después de horas , eternas, de matemática, donde nos poníamos al tanto de como andábamos.Gracias al nacional, gracias a ese ambiente tan diferente , tan democrático  , hoy tengo la mente abierta, hoy el teatro es de las cosas que mas me gustan , espacio que me dejo ser y me regalo ganas de salir al mundo, de animarme a vivir de otra manera, donde aprendí a debatir con el otro ,donde aprendí a escuchar,donde aprendí el valor de la memoria, donde aprendí a luchar por lo que realmente quiero.Agradezco haberme cruzado con grandes compañeros , profesores y preceptores, que me ayudaron a creer que se puede educar de otra manera.
¡Que lindo es ser del nacional!


domingo, 4 de octubre de 2015

A TODOS, a vosotros,
los silenciosos seres de la noche
que tomaron mi mano en las tinieblas, a vosotros,
lámparas
de la luz inmortal, líneas de estrella,
pan de las vidas, hermanos secretos,
a todos, a vosotros,
digo: no hay gracias,
nada podrá llenar las copas
de la pureza,
nada puede
contener todo el sol en las banderas
de la primavera invencible,
como vuestras calladas dignidades.
Solamente
pienso
que he sido tal vez digno de tanta
sencillez, de flor tan pura,
que tal vez soy vosotros, eso mismo,
esa miga de tierra, harina y canto,
ese amasijo natural que sabe
de dónde sale y dónde pertenece.
No soy una campana de tan lejos,
ni un cristal enterrado tan profundo
que tú no puedas descifrar, soy sólo
pueblo, puerta escondida, pan oscuro,
y cuando me recibes, te recibes
a ti mismo, a ese huésped
tantas veces golpeado
y tantas veces
renacido.
A todo, a todos,
a cuantos no conozco, a cuantos nunca
oyeron este nombre, a los que viven
a lo largo de nuestros largos ríos,
al pie de los volcanes, a la sombra
sulfúrica del cobre, a pescadores y labriegos,
a indios azules en la orilla
de lagos centelleantes como vidrios,
al zapatero que a esta hora interroga
clavando el cuero con antiguas manos,
a ti, al que sin saberlo me ha esperado,
yo pertenezco y reconozco y canto.
Pablo Neruda

domingo, 5 de julio de 2015

Soy la que soy,
casualidad inconcebible
como todas las casualidades....

Wislawa Szymborska

viernes, 15 de mayo de 2015

La vida me moviliza

lluvia de emociones. 





Nunca imagines ser diferente de lo que a los demás pudieras parecer o hubieses parecido ser si les hubiera parecido que no fueses lo que eres.
Sé lo que quieres parecer
Quiero parecerme a una semilla
para ser un árbol 
quiero parecerme al amor
al abrazo eterno
a la sonrisa radiante 
a los colores
quiero ser mal para ser bien 
Quiero ser ignorante para poder aprender 
Quiero ser silencio para escuchar sin interrumpir 
para volar sin alas 
para disfrutar la flor sin robarle su aroma  
QUIERO escuchar y escucharme
quiero perseguir mis sueños
quiero perderme para encontrarme.


sábado, 4 de abril de 2015

" Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado, desde allá arriba, la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos. El mundo es eso -reveló- Un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende. "
Eduardo Galeano