miércoles, 17 de septiembre de 2014

Cambia la piel, duele, duele 
Ida curtida en el cuero 
No más tinturas fugaces 
Que pintan de engaño a mi ser 
Cambia la piel, duele, duele 
Vértigo de la desnudez 
Me encuentro conmigo y me susto 
Y empiezo a andar sobre mis pies 
Pisando la tierrita fresca 
El sol viene dándome abrigo 
Navego los mares de la humanidad 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada